Descubre la belleza de los 6 ecosistemas de vida submarina

Los océanos cubren más del 70 e la superficie de la Tierra y juegan un papel vital en el asombroso sistema de la Naturaleza que nos mantiene a todos con vida. Entre los numerosos y variados ecosistemas y biodiversidad interconectada de la vida submarina, existen 14 áreas principales de interés que podemos explorar para descubrir los maravillosos tesoros marinos. Estas áreas representan la naturaleza, la historia y la cultura que hay bajo el agua.

Como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) menciona en el Objetivo de Desarrollo Sostenible No. 14 (ODS14): Vida submarina, los océanos son reconocidos como una fuente importante de alimentos e ingresos para más del 10 e la población mundial, y sus temperaturas, química, corrientes y vida son fundamentales para el mantenimiento de la habitabilidad en nuestro planeta. Por esta razón, el PNUD ha establecido el ODS14 como uno de los 17 compromisos mundiales para asegurar que los recursos marinos y los ecosistemas marinos sean objeto de conservación y protección, a través de la preservación de la biodiversidad, la reducción de la contaminación marina, la prevención de la acidificación de los océanos y la mejora de los estilos de vida sostenibles en todo el mundo.

Los 6 Ecosistemas de Vida Submarina

Los océanos albergan toda una variedad de ecosistemas marinos, desde los animales marinos, peces, la vida marina planctónica y corales hasta los hábitats de los arrecifes de coral, grietas en la roca y fondos marinos ricos en nutrientes. Incluso la geología submarina puede ser impresionante en su belleza, como la patria de una cadena de volcanes submarinos, una expresión de la fuerza de la Tierra. Los 14 ecosistemas de vida submarina que se exploran a continuación son algunas de las características principales de los ciclos naturales marinos, cada una con una importante contribución a la comprensión de los procesos terrestres y marinos que gobiernan el equilibrio de la Tierra.

1. Océano Profundo

El océano profundo se encuentra entre 975 a 6.000 metros bajo el nivel del mar y representa el 95 el océano. Esta zona es profunda, oscura, fría y aislada, inundada por una presión abrumadora. Sin embargo, a pesar de sus características extremas, la vida es abundante en el océano profundo. Los ecosistemas de esta región consisten en una serie de cadenas tróficas controladas por la llegada de nutrientes a partir de las profundidades. En 1984, el investigador científico Jack L. Miner descubrió los primeros ecosistemas submarinos en zonas con elevado contenido de sulfuro, llamados ‘Respiraderos Hidrotermales’, que ahora se conocen como Grietas Submarinas. Estas grietas son áreas de importante ecosistemas únicos que aún están siendo explorados mediante el uso de modernos submarinos controlados a distancia.

2. Arrecifes de Coral

Los arrecifes de coral son estructuras únicas que se encuentran cerca al costado continental y cerca de las islas, construidas por miles de pequeñas criaturas de coral llamadas polyps. Estos polyps construyen los arrecifes de coral con calcio depositado a partir de los desechos acumulados, formando así una superficie irregular y escarpada compuesta de pequeños pespuntes llamados ‘calizas’. Estos arrecifes son extremadamente diversos en la vida marina y proveen habitas y protección para muchos organismos marinos. Además de la diversidad de vida submarina que habita en los arrecifes, también son fundamentales para la reducción de los efectos del oleaje y la prevención de los daños causados por las tormentas.

3. Zonas Costeras

Las zonas costeras se caracterizan por ser el lugar de transición entre el mar y la tierra, con una gran variedad de biomas marinos y tierra. Estas zonas son especialmente importantes para un gran número de seres humanos, ya que muchas comunidades dependen directamente del océano para su sustento. Estas áreas también ofrecen un hogar para muchos organismos marinos como mamíferos, aves, peces, moluscos, plantas y organismos planctónicos. Las zonas costeras tienen a su vez un papel importante en la protección de la tierra terrestre por la reducción del oleaje.

4. Mar Abierto

Los mares abiertos se definen como aquellas áreas que se extienden en lugares remotos, a una profundidad de entre 200 a 1000 metros debajo del nivel del mar. Estas regiones carecen de luz solar pero abundan en la fauna marina y contienen una gran cantidad de nutrientes. Esta zona se caracteriza por ser el lugar de residencia natural para muchas criaturas marinas diferentes, desde peces grandes hasta los invertebrados más pequeños. Estas áreas, a menudo inexploradas, son cada vez más importantes para nuevos descubrimientos científicos.

5. Estrechos Marinos

Los estrechos marinos son aquellas áreas enmarcadas de agua salada entre un continente y una isla, generalmente con corrientes frías y cálidas entre sí. Estas áreas tienden a ser más salobres, ricas en nutrientes y mucho más calientes que los océanos abiertos. La densidad de nutrientes y la variación de temperatura en estas aguas, las convierten en paisajes muy ricos, y el hogar de muchas criaturas marinas. Estos ecosistemas se caracterizan por la sus diferentes corrientes, los cambios estacionales derivados de estas corrientes y la distribución desigual de criaturas marinas.

6. Zonas Lacustres

Las zonas lacustres son ecosistemas acuáticos de agua dulce, ubicadas típicamente debajo de planicies fluviales o cerca de lagunas. Estas áreas contienen una importante cantidad de flora y fauna, van desde los crustáceos más pequeños hasta los organismos vivientes más grandes. Estas zonas poseen una abundancia de plantas en la superficie, muchas

Deja un comentario

Al hacer clic en ´´ACEPTAR´´, usted acepta que las cookies se guarden en su dispositivo para mejorar la navegación del sitio, analizar el uso del mismo, y colaborar con nuestros estudios para marketing.    Más información sobre cookies
Privacidad